Alguien que me entiende! .... y más de Chiara....

miércoles, junio 04, 2008

Esto lo encontré en una página para padres de gemelos o trillizos.
La verdad que no tiene desperdicio

La dulce espera
Terminemos de una vez con ese mito que dice que el embarazo es el mejor estado de una mujer!Te pasás 3 meses vomitando como marinero noruego borracho... y no estoy exagerando, es “el primer trimestre”, el de las náuseas.
Náuseas es una manera muy elegante de llamarlo, veamos: te da asco la carne, el cigarrillo, el desodorante, las tabletas mata mosquitos, las papas, la tierra, los bichos, el olor de las frituras y todo lo que sea de color azul.
Asco.
No digo que te molesta, digo asco al punto que si alguien menciona la palabra “papa” empezás a sentirte mareada y si a eso algún otro agrega “frita” te levantas y salís corriendo al baño... (aprovechás ahora que podés correr, eso es bueno)
Claro, se ve que se les dice náuseas porque a la segunda semana de embarazo ya no comés y entonces nada hay para hacer a la inversa.
Por qué? Porque sí, porque las hormonas así lo indican y punto.

Empieza a crecer la pancita y eso es muy lindo porque sentís los movimientos de tus hijitos que se acomodan, uno de ellos esta cabeza abajo, con el pie en la boca el estomago, y patea! Que lindo! Patea!! Que comunicación...!!!
Y el otro bebe se encaja justo sobre tu vejiga, así que ahora que por suerte superaste la etapa de las náuseas, pasas a la etapa de la incontinencia…

No podes alejarte de un baño más de 3 minutos porque... te haces pis. Y repito, no es una exageración, es una simple descripción de la realidad.
Para mayor alegría, ellos entre si se “comunican” así que por ahí tenés unos chichones en la panza que parece que se te va a reventar y que ni se te ocurra comerte un alfajorcito porque si logra bajar mas allá el esófago (no olvidemos que el pie 1 del niño 1 patea exactamente en la boca el estómago), una vez adentro y comunicada la dulzura al torrente sanguíneo.... empieza el baile! Porque los niños lo son desde pequeños (niños) y ya están practicando para cuando pasen a la fase de comprame comprame comprame y los dulces los enloquecen.

La panza crece más y más y ya es imposible disimularla.
No es que uno quiera, pero ésta es la parte en la que te dan los asientos en el colectivo (a veces), te dicen pasa vos, te preguntan como te sentís decuantoestascuantotefalta , te acercan una silla, te preguntan como te sentís decuantoestascuantotefalta , te sonríen, te dejan pasar en la cola del súper te preguntan como te sentís decuantoestascuantotefalta, si tenés hemorroides, si vas bien al baño, si patea (sí, pateaN, COMO! DOS!!!!! AY Dios mio!) y te preguntan como te sentis decuantoestascuantotefalta y esas cosas.

Es lindo, la gente es considerada.
Una se siente como una marsopa obesa con problemas de movilidad y la acción más insignificante se transforma en una complicación.
Mi hija mayor todavía recuerda como algo gracioso que “papi” nos ataba los cordones a las dos antes e irse a trabajar...
Y ni hablar si se te cae algo al piso! o peor! Que descuidadamente (y como no ves tus piececitos) le des un patada a tu sandalia con abrojo (sin cordones je!) y vaya a parar justo debajo de la cama!!!!!!!
Llorar es poco.
Agacharte no podes porque te caés (perdida de equilibrio, cambio de eje), si te arrodillás después no podes levantarte, y de todas maneras…. para qué agacharse? Si con ese volumen igual no podes bajar la cabeza lo suficiente como para mirar debajo de la cama.
Y levantar la cama de un tirón menos que menos, ya que “nada de hacer fuerza” , así que ahí estas... con tu sandalia perdida y sin poder recuperarla.
Lo dicho, llorar es poco…

Y ya que mencioné lo de llorar....qué tema!
Noticiero no podés ver porque te angustiás (y no le hace bien a los bebes viste?), novela no porque lloras más y más, deportes de riesgo te dan impresión, documentales no porque la hiena mala le comió los cachorritos al leoncito (o el escorpión malísimo le morfó la cabecita al tatitadios) , nada de Disney porque siempre muere la madre y ya sabemos, no es tema para una embarazada feliz. Llorás porque se hace de noche y el final del día te da melancolía, lloras porque amanece y no pudiste descansar bien, llorás porque tu marido se va... a trabajar! Y te deja sola!
Llorás porque estas tan contenta que no podes parar de llorar, llorar es una parte importantísima en un embarazo.
Llorar a lágrima viva, llorar a chorros, decía Oliverio…

Además viene bien por la retención de líquido...
No sabían? Los tobillos se te ponen como el de Maradona en el 86 (pero los dos, bendito de él que sólo era uno), tu cuello desaparece y tu nariz se dimensiona de tal forma sobre tu cara que si no fuera porque los labios se te agrandan en igual proporción, ya estarías en condiciones de ganar el famoso “primer premio en una exposición de zanahorias”.
Además se te rompe el termostato y andás con una saquito de lana cuando hace 42 grados o estás conversando tranquilamente con alguien y de repente uf! Te agarra un sofocón como si hubieras estado arando un campo a mano.

En resumen: cuando no te haces pis encima es porque estás tratando de respirar, y cuando no estás llorando es porque estás llamando a los bomberos para que vengan a alcanzarte el plato del estante más alto de la repisa.

Eso sí, cuando ves a esos cachorritos que hociquean buscando a mamá, y resulta que mamá sos vos, y tenés todo el derecho del mundo a disfrutar todos esos ruiditos y gemiditos, y ves esas manos y esos piecitos diminutos y hasta te preguntás cómo supo la naturaleza, a través tuyo, hacer esa curva de la oreja tan perfecta, en ese momento, no te queda otra que reconocer que valió la pena…

Carolina Lissarrague


Tambien les dejo un video de Chiara bailando Estatua de Xuxa

1 qué te pareció?:

Caro dijo...

Hola Nashie,
gracias! Me alegra que te haya gustado!
Un abrazo